Hormigón impreso casero: ¿Es buena idea?

La principal razón por la que hacer hormigón impreso casero es una mala idea es que solo hay una oportunidad de hacerlo bien. El hormigón, y sobretodo el impreso, no perdona. Además de resultar caro en cuanto a materiales necesarios y tiempo empleado. En otros trabajos, como pueden ser los de carpintería, fontanería o electricidad, puedes dejarlo en (casi) cualquier momento y volver en un par de días a retomar el trabajo. Con el hormigón impreso esto no es posible.

Hormigón Impreso Casero

¿Puedo instalar yo mismo hormigón impreso?

No importa cómo  de manitas seas y cuanta experiencia tengas haciendo pequeñas chapuzas de fin de semana en casa. Instalar un pavimento de hormigón impreso casero no se parece en nada a lo que hayas hecho antes en casa.

Obviamente, si le preguntas a cualquiera que se dedique a esto, te dirá que es mejor dejarle el trabajo a un profesional. Seguramente no le falte razón. Un instalador profesional de hormigón impreso, sabe lo dificil que puede llegar a ser ejecutar correctamente este tipo de pavimento. Ellos ya han pasado muchas veces por este proceso, pasando por una curva de aprendizaje bastante seria, con el prueba-error como proceso en muchos casos. No hace falta mencionar los elevados costes de enmendar un posible pavimento de hormigón mal ejecutado, sobretodo si el hormigón ya ha fraguado.

Razones por las que es mejor dejar a profesionales el hormigón impreso:

A continuación, te dejamos una serie de cosas a considerar, por las cuales recomendamos dejar el hormigón impreso a instaladores profesionales:

  • El hormigón en general, no perdona. Si cometes algún error durante el proceso, es casi seguro que no haya una manera sencilla (y barata) de repararlo.
  • Comprar todo el material necesario, incluyendo las herramientas, puede resultar mucho mas caro ya que solo las usaremos una vez.
  • Solo tienes una oportunidad de hacerlo bien. Una vez se ha vertido el hormigón, ya no hay vuelta atrás, sobretodo si este ha fraguado. Retirarlo supone un gran esfuerzo que te puede hacer perder una suma de dinero y tiempo considerables.
  • Internet esta lleno de tutoriales y videos sobre como instalar hormigón impreso casero (realizados por profesionales) donde todo sale fantástico y no hay ningún problema. Casi siempre hay imprevistos y/o problemas, pero eso no sale en los tutoriales. Un instalador profesional ya los conoce y suele estar preparado para esto.
  • Una vez empezado el proceso, hay que terminarlo. No se puede dejar para mas adelante, ya que el hormigón requiere de un proceso de curado y fraguado que hay que respetar para que todo salga bien.

Dificultades que vas a encontrar instalando hormigón impreso casero:

Si aún andas dudando si hacerlo tu mismo o no, aqui encontrarás una lista de dificultades que vas a encotrar a la hora de instalar hormigón impreso por tu cuenta:

  • Preparación de la base: Hay que preparar una base sobra la cual se vertirá el hormigón. Se suele emplear grava. Esta debe de estar correctamente nivelada y compactada. Sobre esta se coloca un mallazo.
  • Preparación del encofrado: Se crea el “molde” o encofrado para vertir el hormigón. Una vez mas, hay que tener en cuenta pendientes, si las hubiese. Generalmente se colocan ladrillos y otro elemento que enmarque la zona, para luego colocar un encofrado de tablas que es necesario resista bien toda la fuerza que el hormigón va a ejercer.
  • Mezcla del hormigón: Lo normal es que no estes familiarizado con la mezcla correcta del hormigón, asi como sus proporciones. Estas variarán en funcion de los requisitos del encargo, asi como del entorno donde se vaya a colocar el pavimento. La proporción de agua afecta directamente a la coloración del hormigón impreso. Una incorrecta proporcion de agua, puede resultar en colores poco definidos y en un descascarillamiento del hormigón impreso con el tiempo.
  • Vertido: El hormigón tiene una densidad de unos 2400 Kg / m³. A menos que en tu trabajo dispongas de un camion hormigonera, te va a tocar usar carretilla o similar para mover el hormigón hasta la zona de vertido, o pagarle a alguien para que traiga un camión hormigonera. Dependiendo de lo lejos que este puede estacionar, te costará mas o menos dinero.
  • Coloración: Hoy en dia hay infinidad de opciones a la hora de colorear hormigón impreso, resultando considerablemente facil hacerlo. Sin embargo, hay varias cosas a considerar para evitar problemas con tu hormigón impreso casero, como la correcta proporción de agua en la mezcla o prevenir la aparición de eflorescencias con el tiempo.
  • Estampado: Se podría decir que esta es la parte que mas perdona si vamos a instalar hormigón impreso nosotros mismos. Un pavimento de hormigón impreso bien instalado luce genial, uno mal instalado puede pasar desapercibido. Los moldes de hormigón impreso estan pensados para ser usados de una manera y en un orden concreto, para que los bordes coincidan. Empezar mal el proceso de estampado, puede suponer terminar mal todo el pavimento. Arreglar este error puede resultar complicado y costoso.
  • Herramientas necesarias: Con el hormigón impreso, como con muchos otros trabajos de acabados en la construcción, hay que poner especial atención en los detalles. Esto requiere de buenas herramientas que aseguren buenos resultados.  La inversión en herramientas y moldes puede costar miles de euros si se quiere hacer bien. Otra opción para ahorrar algo aqui sería alquilar los materiales.
  • Curado y sellado: Una vez ha sido estampado, hay que curar, limpiar y sellar con resinas el hormigón impreso. El proceso de curado es bastante delicado y si no se hace bien, se puede echar todo a perder.
Puntúa este artículo

Acerca de APlaza

Profesional del Hormigón Impreso

Ver todas las entradas de APlaza →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *