Hormigón Impreso: Todo lo que necesitas saber

El hormigón es un material camaleónico que también se ha sabido adaptar a circunstancias arquitectónicas variadas y muy diferenciadas: desde arquitecturas refinadas a arquitecturas brutalistas y configura por igual el símbolo de la arquitectura porticada, prefabricada o muraria.

Qué es el hormigón impreso

El hormigón impreso es un tipo de pavimento continuo realizado in situ. Se realiza usando moldes especiales aplicados sobre una superficie de hormigón aún frescoi. De esta manera se consigue un revestimiendo superficial continuo, que ofrece bastante resistencia y durabilidad si se realiza un mantenimiento adecuado.

Ejemplos de Hormigón Impreso
Ejemplos de Hormigón Impreso

Con una enorme variabilidad, el hormigón impreso, con la combinación de sus componentes y especialmente sus áridos y morteros nos ofrecen muchas posibilidades expresivas. Si a ello le sumamos la posibilidad de colocar aditivos y en especial el uso de los de color ya tenemos una paleta de inmensas posibilidades que afectarán directamente al acabado cromático del hormigón impreso.

Composición del hormigón impreso

Cemento
Agua
Aridos
Aditivos

Pigmentación del hormigón impreso

Con pequeñas cantidades de pigmento de color en la composición del hormigón impreso, se consiguen variedades cromáticas importantes.
La cantidad de pigmentos no suele superar el 3% o 4% del peso del cemento. Si se supera el 7% en pigmentos sintéticos y el 10% en pigmentos naturales, no conseguimos aumentar la intensidad de la coloración ya que habremos llegado al grado de saturación. Hay ensayos que demuestran que, sin variar la proporción Agua/Cemento del hormigón impreso, con las proporciones recomendadas de un máximo del 4%:

  • La trabajabilidad y consistencia no se alteran por el uso de pigmentos inorgánicos rojos, verdes, azules y negros (ferrosos).
  • Los amarillos secan la masa considerablemente (desde pequeñas concentraciones).
  • El negro de humo (grafito) aumenta mucho la plasticidad.
  • Los fabricantes suelen recomendar incluir aditivos hidrófugos para favorecer la dispersión del hormigón en la mezcla. Esto disminuye la posibilidad de eflorescencias.

Las eflorescencias son manchas superficiales que aparecen por la cristalización de sales en la superficie al filtrarse el agua (con contenido en sales solubles, como hidróxido cálcico) hacia la superficie y entrar en contacto con el CO2, formando carbonato cálcico.

Selección de pigmentos para Hormigón Impreso

Características de los pigmentos

  • Estabilidad del color: Con el paso del tiempo, el hormigón que ha sido teñido sigue el mismo camino que el que no lo ha sido, tendiendo a mostrarse amarillento. Los tonos mas estables son los derivados del óxido de hierro, es decir, tonos rojos, amarillos y negros. Siendo los tonos rojos los que mas estabilidad muestran. Reducir la porosidad del hormigón impreso lo protege mas de los agentes externos, haciéndolo mas duradero y conservando mejor su coloración.
  • Posibilidad de combinación con otros colores.
  • Homogeneidad: o no homogeneidad, con la posibilidad de presentar manchas. Son los tonos verdes los que más posibilidades tienen de presentarlas.
  • Compatibilidad con distintos tipos de cemento: Algunos pigmentos funcionan mejor con cementos blancos que con grises, en especial si estos son claros. Las tierras naturales, dada su baja capacidad de tinte, sólo son válidas para, adicionadas al cemento blanco, obtener hormigones impresos en tonos pastel.
  • Brillo según la cantidad de agua: Por norma general, a mayor cantidad de agua, el hormigón impreso tendrá mayor brillo, aunque menor durabilidad.
  • Tonalidades distintas en los distintos hormigonados: Hay que tener en cuenta que a la hora de hormigonar, se van a obtener tonalidades distintas por cada uno de los vertidos, es por eso que es aconsejable ir por zonas. Realizando a la vez los vertidos de los hormigones que vayan a estar próximos.

Métodos de Coloración del Hormigón Impreso

  • Coloración Integral
  • Acabado al ácido
  • Tratamientos superficiales

Ventajas e Inconvenientes del Hormigón Impreso

Ventajas

  • Flexibilidad en el diseño: Las posiblidades de combinación en cuanto a colores y patrones de diseño es prácticamente infinita. Esta es el principal motivo para decantarse por el hormigón impreso. Se le puede dar la forma, textura y color que se quiera, adaptandose muy bien a cualquier situación y gustos.
  • Precio reducido:  Al tener una fácil ejecución, los costes de instalar hormigón impreso pueden verse reducidos considerablemente si los comparamos con otros pavimentos convencionales. La complejidad de los diseños o pigmentos a emplear también son factores a tener en cuenta y que afectan al precio del hormigón impreso.
  • No hay mantenimientos especiales: Al tratarse de hormigón normal al fin y al cabo, no requiere de cuidados especiales como puede pasar con determinados pavimentos de piedra o madera.
  • Sencillez y rapidez de ejecucion: El tiempo que requiere instalar un pavimento de hormigón impreso es mucho menor que el de un pavimento normal como pueden ser los adoquines. No hay que colocar pieza a pieza. Su ejecución supone tres pasos: preparar la mezcla, verter del hormigón y por último, estamparlo.
  • Durabilidad: Al igual que el hormigón convencional, el hormigón impreso tiene una gran resistencia a los agentes externos, ofreciendo muchos años de durabilidad. Se le puede añadir armadura de acero para aumentar su resistencia y prevenir la posible aparición de grietas.
  • Incremento de valor a buen precio: A menudo es una buena opción para incrementar el valor de un inmueble de manera relativamente sencilla y económica por la buena imagen que un pavimento de hormigon impreso bien ejecutado puede aportar.

Inconvenientes y cosas a tener en cuenta

No todo lo que reluce es oro. El hormigon impreso también tiene sus inconvenientes y es importante tenerlos en cuenta para elegirlo o no como solución para nuestro nuevo pavimento.

  • Grietas: El hormigón impreso tiene tendencia a arañarse y agrietarse ante grandes esfuerzos. Si la zona que se pretende pavimentar, va a ser transitada por ejemplo por vehículos, quizás sería mejor optar por otro tipo de pavimento, ya que el riesgo de que el hormigón se agriete es alto.
  • Mano de obra poco cualificada: La mezcla de hormigón impreso contiene una de agua y cemento. Si esta contiene demasiada agua, puede ocurrir que los cantos no salgan bien o que la propia mezcla se adhiera a los moldes, con consecuencias desastrosas. Es por esto que es vital elegir buenos profesionales que sepan lo que hacen para que el hormigón impreso quede como debería.
  • Resbalones: Hay que tener en cuenta que, según el diseño por el que optemos, el hormigón impreso puede resultar resbaladizo en según qué condiciones. Acentuandose si por ejemplo llueve y el diseño por el que hemos optado resulta que no evacúa bien el agua cuando llueve o si por el desgaste, determinadas zonas terminan puliéndose y perdiendo adherencia.
  • Temperaturas extremas: Si vives en una zona con grandes oscilaciones de temperatura a lo largo del año, es posible que el hormigón impreso no sea la mejor opción. Estos cambios bruscos hacen que el hormigon se expanda y se contraiga, favoreciendo la aparición de las temidas grietas.
4.8 (96.67%) 6 votes